No te tapes la nariz

jueves, 22 de septiembre de 2011

RELLENANDO EL VACÍO

Hace tiempo me compré un marco que me encantaba.
En casa, casi todos los que tengo son bastante sobrios y austeros. Me apetecía romper la pared con un marco recargado, ornamental y rococó. En cuanto lo ví, no me lo pensé dos veces (bueno, dos veces sí, porque no sabía qué tamaño coger, y soy libra: cojo grande o pequeño, grande o pequeño - dos veces-): Cojo grande.

Pero era un marco vacío; y aunque en la pared puede quedar muy bonito sin nada dentro, yo necesitaba que aquel contenedor tuviera un contenido. Así que cómo últimamente ando haciendo garabatos, dibujando personajes, qué mejor que dibujar a los inquilinos de mi hogar (osease; mi pariente y yo).

Que me canso del dibujo: no hay problema. Dibujo otra cosa y solucionado.(Cortar y pegar cómo si del pc se tratara). Ya que mis pinturas no cuestan un duro, tengo la libertad, y sin que me duela en el alma, de sustituirlo por cualquier otra cosa. Pero el marco sigue ahí.

El contenedor inamovible con obras itinerantes que mostrar.
¿Qué me decís?¿Salimos guapos?








3 comentarios:

HannaSullivan dijo...

me encanta!!!!

silvia dijo...

genial!!!!

Virginia dijo...

Vaya artista estás hecha, ha quedado muy bien, original y divertido.
Sobre el tatu, yo creo que me lo haré en Angel, el sitio del que te hablé, pero aún quiero mirar más diseños y decidirme con calma. Así que no sé cuando será.
Un abrazo ;)